3.02.2006

3.Imaginar

Reflexión a partir del post "escultura sin luz", de meri godia.

A menudo se ha usado el verbo imaginar como contraposición a una cruda y dura realidad de la cual es necesario escapar. Este hecho lo convierte en velo, en mera distracción ante lo real; sin embargo imaginar no es huída, sino inmersión.

Inmersión en la acción inherente a toda creación. Imaginar, especular, reflexionar, contemplar… Creación es la esencia desvelada, manifestada, imaginada. Creación es la corporificación de lo real.

La popular frase “te imaginas que…” podría ser traducida por: “conviértete en una imagen donde…” pues nosotros somos la pantalla donde se proyectan nuestras preguntas, nuestros anhelos, nuestras nostalgias.

El barro, como materia, acumula huella a huella nuestras preguntas hasta alumbrarlas como sentido y elevación en una forma plena de significado.

La forma gestada es la nuestra, desafiante.

Nuestros gestos nos configuran.

4 comentarios:

charly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
charly dijo...

La verdad Ramón y jorge sois unos privilegiados sintiendo ese placer místico que os aportan vuestros trabajos artísticos...
Yo, por ejemplo, disfruto modelando y me llena de placer sentir los volúmenes de una cara o un cuerpo; hasta en el metro el tiempo se me ralentiza, estudiando las fisonomías de gente anónima que toma éste transporte, e imagino cómo podría resolver esa orografía facial, y eso es placentero para mí.
Lo que me turba es pensar que esa acción sólo sea como algo que manufacturar y "sin sentido" o como si fuera tarea de un simple artesano ( parece una paradoja pero siempre he defendido a muerte la habilidad artesanal, sobre cualquier otra cosa).
No quiero que mi escultura sea sólo un volumen material estéticamente, a secas me gustaría sentir algo más, como supongo que sentís vosotros.
La verdad es que no sé cómo conseguirlo, a lo mejor estoy equivocado pero la única certeza de momento, es que me gusta el arte por el arte y creo que ha sido una mala educación por parte de la sociedad, en la que un Miguel Ángel vale más que un Chillida por la “destreza” en su ejecución. Éste pensamiento ha calado tan hondo en mi alma (psike), que va hacer difícil de erradicar, porque estoy convencido de lo que pienso, aunque he sabido a lo largo de la carrera interesarme y tolerar cosas antes insospechadas.
Para acabar no se si es innato o se puede aprender, pero quiero sentir y cultivar mi alma.

charly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Arnau dijo...

No se de donde sacas que "un Miguel Angel vale más que un Chillida", podriamos discutirlo, creo que cada uno tiene su lenguaje y no se pueden comparar tan a la ligera.

La mística de la creación es un tema que me gustaria tratarlo en mi proximo blog, pero te adelanto, que para mi, no creo que estes tan lejos si lo que dices, cuando escribes y cuando hablamos, es sincero. Todo es cuestión de desarrolar esa sensibilidad hacia la forma, y para mi, la manera es el trabajo diario.
NI UN DIA SIN UNA LÍNEA (P. CEZANNE)